La venta de cursos online es un mercado muy grande. Y aún tiene mucho terreno por ganar, sobre todo en america latina.

Tanto para un emprendedor como para una empresa crear, publicar y comercializar cursos en internet es una muy buena manera para llegar rápidamente a conseguir un buen volumen de ingresos pasivos.

El problema para eso (como en cualquier negocio) es el puntapié inicial. Por eso el objetivo de este artículo es contarte en profundidad todo lo necesario para empezar con tu negocio de cursos en línea.

Vamos a cubrir tres puntos muy importantes:
Primero vamos a ver cómo encontrar una idea para un curso y saber si hay mercado
Luego, veremos cómo crear el contenido del curso
Y por último como promocionar y vender el curso

En cada uno de estos puntos vamos a ver conceptos y crear bases sólidas que luego también te servirán para poder hacer crear aún más tu negocio.

Esto es todo lo que veremos en detalle:

  1. Primer paso
  2. Elegir una idea
  3. Prueba tu idea
  4. Crea un boceto del curso
  5. Crea el contenido del curso
  6. ¡Hora de que tu curso este online!
  7. Establece un precio
  8. Obten tus primeros alumnos

1 – Primer paso: antes de empezar a crear tus cursos online

¿Quieres vender tus cursos por internet?

Supongo que la respuesta es sí, de lo contrario no estarías leyendo esto ¿verdad?

Por lo tanto el mayor requisito para poder generar un negocio a partir de la venta de cursos es el compromiso.

Con la venta de cursos online se puede ganar mucho dinero y lograr un negocio super rentable que tenga muy poco costo de mantenimiento. Pero para llegar a eso es necesario no buscar el gran éxito a la primera sino ir acumuando pequeñas victorias.

Esas victorias se van a conseguir si eres consistente con tu meta de vender cursos online y puedes completar, en principio, todos los pasos que hay en esta guía.

¿Lo mejor de toda esta aventura? Un curso lo vas a poder vender por años y es una muy buena forma de estar muy cerca de los ingresos 100% pasivos.

¿Qué pasa si nunca he creado un curso online antes?

Lo principal es quitarnos los miedos, no hay que ser un experto, tu principal objetivo en esta instancia debe ser arrancar y finalizar el desarrollo de tu primer curso para así también nutrirte de las opiniones de tus alumnos.

Mejor hecho que perfecto por hacer

Muchos emprendedores y empresas que hoy en día tienen un negocio de venta de cursos exitoso se iniciaron de forma muy humilde.

Por lo tanto, para empezar no es necesario contar con lo mejor. Si, tener cierto nivel de calidad para no defraudar a nuestros alumnos, pero eso se logra con la experiencia en general y no por grabar los cursos con la mejor cámara del mercado.

¡No soy un experto! ¿Quién va a comprar mi curso?

No es necesario ser un experto o gurú. Lo más importante en esto es entender que del otro lado hay gente con distinto nivel de conocimiento en el tema que nos interese enseñar.

Una buena forma de arrancar es apuntar a los niveles principiantes, eso nos va dar algunas ventajas:

  • El público al que se apunta sabe poco o nada del tema (pero obviamente está interesado)
  • Enseñar lo básico y estar en contacto con alumnos nos va a nutrir de otros puntos de vista y experiencias para poder desarrollar cosas más avanzadas
  • Al arrancar con un curso inicial te da la posibilidad de luego poder vender cursos más avanzados a esas mismas personas. Por lo tanto el costo de la venta de un nuevo curso será mucho menor

En el caso que aún no te sientas un experto, lo que te puedo aconsejar es que profundices en el tema 2 o 3 semanas, con eso ya sabrás más que el 99% de personas que compraran tus cursos.

En el caso de que sientas que no sabes nada que puedas enseñar solo hay una cosa por hacer:

APRENDER

Y a medida que APRENDES, documenta el proceso. De esta manera podrás crear un curso sobre casi cualquier cosa que te interese.

Esto puede darte una gran ventaja. ¿Por qué? Porque el maestro que más sabe no siempre es el mejor maestro.

Quienes son realmente expertos de un tema suelen sufrir lo que se conoce como “Maldición del conocimiento”:

Maldición del conocimiento:
Se trata de cuando el maestro omite cosas por considerarlas demasiado obvias y creer que el resto también las sabe. Esto hace que el estudiante generalmente se quede atrás.

Es por eso que si estas tan solo un paso por delante que tus alumnos puedes incluso crear un curso mucho más valioso para ellos.

Como conclusión

No necesitas ser el experto más importante del mundo para poder impartir un curso, por lo tanto… ¡Manos a la obra!

2 – Elegir una idea

Hoy en día personas de todo el mundo están creando cursos sobre cualquier cosa:

  • Cómo volar un drone
  • Coaching de cualquier cosa
  • Redacción
  • Cómo usar determinada APP
  • Citas
  • Y muchísimas cosas más

La pregunta es: ¿Qué vas a enseñar?

Quizás en este punto ya lo tengas claro ó quizás aún estés buscando una idea.

Así que en este paso lo que tenemos que hacer es elegir una idea que:

  • Te apasiona
  • Puedas ganar dinero enseñando

Como vimos en el punto anterior, puedes crear un curso de algo que ya sabes o de algo que estés aprendiendo.

¿Pero cómo eliges una idea específica? y más importante aún… ¿cómo aseguras que tu idea sea RENTABLE?

Como en cualquier negocio hay que reducir al máximo las oportunidades de fracaso y en el tema de cursos online es muy importante crear un contenido que la gente quiera aprender, sino… ¡no hay ventas!

La manera más sencilla de elegir una idea rentable es esta:

Si alguien ya creó el curso que quieres crear ¡es una muy buena noticia!

Puede sonar contradictorio, pero si hay competencia es algo BUENO.

Tres estrategias para encontrar tu idea de curso rentable:

  • Haz una lista de cosas que las personas ya te preguntan o desean recibir tu consejo
  • Si eres un profesional independiente o tienes un negocio de servicios haz una lista de las cosas con las que más luchan tus clientes
  • Encuentra un dolor y eliminalo. Esto significa analizar el mundo real y encontrar problemas que las personas tienen.

La opción número 3 suele ser la favorita para los cursos cortos en línea dado que es una forma fácil de resolver un problema puntual por sus propios medios.

Puede ser entender un software complicado o perder de peso. Quizás alguien que busque liberar un poco el estrés y quiera técnicas de meditación o busque la forma de ser más productivo.

Puede parecer simplificado, pero piensa en los problemas con los que tus amigos, colegas y familiares se acercan a ti. ¡Escuchalos! y de ahi mismo puede surgir una gran idea.

Muchas veces es un problema grave que las personas necesitan resolver de inmediato. Puede ser desde Cómo entrenar a un cachorro ó algo más persistente, por ejemplo:  Cómo tener más confianza.

Puede crear cursos rentables para ambos tipos de problemas. Pero la experiencia marca que cuanto más específico sea el problema que resuelva, más fácil te será vender tu curso.

 

¿Qué sigue una vez que tienes una idea?

3 – Prueba tu idea

No es buena opción que le preguntes a tus amigos o a tu familia si la idea que pensaste para un curso tiene potencial.

Si haz seguido la guía es probable que exista un mercado para tu curso, pero…

Antes de pasar mucho tiempo creando un curso, asegurémonos de que está construyendo algo que la gente querrá comprar.

Entonces, ¿cómo probar la idea?

Aquí algunas maneras:

Estrategia N1: Medir volumen de búsquedas en Google

Google Ads (antiguamente Google Adwords) es el servicio de publicidad del gigante de internet.

Este servicio cuenta con una herramienta muy interesante que es el Planificador de palabras claves. Con ella vamos a poder hacer una especie de investigación de mercado, dado que vamos a poder cuantificar cuánta gente busca temas relacionados a los de nuestro curso.

Por ejemplo: Supongamos que quiero dar cursos para adiestrar perros

Utilizando el Planificador de Palabras Clave de Google analizó cuántas búsquedas tiene la palabra clave: como adiestrar un perro

adwords-planificador-de-palabras-claves

Y como resultado obtengo un promedio de 1300 búsquedas mensuales de como adiestrar un perro solamente en Argentina.

Otra herramienta que puedes utilizar para medir las busquedas es  Answer The Public

Estrategia N2: Contenido reducido

Quizás tu primer curso no deba ser un curso completo, sino uno reducido que te sirva para posicionarte e identificar tu audiencia.

Si tu contenido reducido seduce y hablas acerca de un futuro curso más avanzado, quienes estén interesados te preguntaran. Tu objetivo aquí es almacenar los medios de contactos con cada una de estas personas para luego contactarlas cuando tu curso esté listo.

Si bien hay muchas herramientas para ejecutar este tipo de pruebas, con un perfil de Facebook y/o Instagram se podría ejecutar.

Para esta estrategia es importante realizar una mini inversión en redes sociales para tener una respuesta más rápida acerca del público interesado.

4 – Crear un boceto del curso

Es difícil crear un curso por primera vez. Hay mucho contenido para incorporar… ¡Y quieres que el contenido sea de primera!

Es por eso que la clave para crear un contenido asombroso es comenzar definiendo las bases y el alcance.

Lo más importante, sobre todo al inicio, es lo siguiente:

EMPEZAR PEQUEÑO

Cuando las personas crean cursos en línea, creen que necesitan crear un gran curso en línea que cubra TODO lo que saben…

… pero eso es un gran error.

Hacer eso es una pérdida de tiempo. Especialmente si apenas estás empezando.

El primer curso del Clubo Online de Emprendedores  fue la grabación de una video llamada entre sus fundadores hablando sobre un tema en particular.

Hoy en día cuentan con un negocio rentable de más de 65 cursos online y una comunidad online propia.

Definiendo el esquema del curso

El esquema sería como el plan de estudio del curso, la normal en los cursos online es crear clases o lecciones acotadas.

Primero, mira el problema que resuelve tu curso y preguntate esto:

¿Cuales son todos los pasos que las personas deben tomar para conseguir este objetivo?

Y así es cómo divides tu curso en lecciones individuales. Por ejemplo…

Echa un vistazo a lo que hace Inti David en su sitio Veggies Al Poder (que usa la plataforma de cursos Tiendup, un software que te permite crear y vender cursos de forma muy simple).

Inti tiene un pequeño curso sobre Leches Vegetales donde en unas pocas clases de videos cortos (4 minutos promedio) explica paso a paso cómo ejecutar recetas de distintas leches vegetales exitosamente.

Mira esto:

 

veggiesalpoder

¿Observas como cada lección acerca al alumno un paso más hacia el objetivo del curso?

Eso es lo que exactamente debes hacer en tu esquema.

Divide tu curso en módulos que contengan una temática en particular de todo el proceso y en clases específicas que aborden el paso a paso.

Consejo importante como conclusión

No incluyas demasiado contenido en cada lección.

Para un curso corto, las lecciones deben durar entre 5 y 10 minutos en promedio. No cree lecciones que duren más de 20 minutos. De lo contrario, a los estudiantes les costará seguir el curso por más que el contenido sea excelente.

Como conclusión a esto: Específico, simple y corto.

Ahora que conoces el propósito de cada lección crear el contenido real se vuelve muy sencillo.

5 – Crea el contenido de tu curso

La mayoría de los cursos en línea se dan en formato de VIDEO. Y muchos incluyen material descargable de soporte como hojas de trabajo o guías escritas que ayudan a los estudiantes a implementar lo que aprendieron.

Entonces, ¿cómo crear este contenido?

Como comenté al principio de esta guia, quienes hoy tienen un negocio rentable de venta de cursos online se iniciaron de forma muy rudimentaria.

El objetivo de esta guía es que tu curso tenga una calidad aceptable para iniciar tu negocio online de venta de cursos.

Por lo tanto es importante que en este punto no te compares con gente que ya lo está haciendo en cuanto a calidad final de la producción de un video, porque seguramente tengan una edición profesional.

Tu objetivo en este punto es enseñar contenido valioso y de forma súper practica con una calidad audio visual aceptable, esto te asegurara que a tus estudiantes les encante tu curso y te dará la tracción necesaria para iniciar a profesionalizar tu contenido.

Esto también significa que el FORMATO de tu curso no importa; Podría ser texto, audio o video.

Aunque en el mundo de los cursos online el formato de video es el más popular:

Los videos de tu curso lo puedes grabar con la webcam de tu computadora o con la cámara de tu smartphone (si no tienes un trípode puedes improvisar uno) ó puedes grabar la pantalla de tu computadora si estás haciendo una presentación o mostrando el uso de algún software.

Como puedes ver, no es importante que contrates un camarógrafo de alto nivel para filmar o editar tus videos. Puedes usar tu teléfono y una de las miles de herramientas edición que hay disponibles y son muy fáciles de usar.

Herramientas para grabar tus videos

Para crear grabaciones de pantalla de una computadora en Windows 10 puedes usar la opción de la Barra de Juegos (Game Bar) apretando las teclas Windows + G

windows-game-bar

Si estás usando una Mac puedes usar la herramienta de Captura de Pantalla.

Otra opción gratuita es el software Obs Studio y sino Camstasia

La clave, el audio

Algo muy importante a considerar en la grabación de clases de video es audio.

Es importante contar con un sonido claro, sin ruido de ambiente y buen volumen.

En breve estaré publicando un nuevo artículo contando más al respecto de la edición básica de video para un curso online. para estar al tanto.

Formato tipo documento o texto

Una opción más económica y rápida que muchos creados de cursos utilizan es la creación de documentos de texto.

Este tipo de recursos pueden ser una clase o parte descargable de ella. Es buena elección que estén en formato PDF para que los archivos puedan se puedan leer o imprimir fácilmente.

Para crear un PDF solo tienes que crear un archivo desde tu Word, Google Docs o Pages y luego guardarlo como PDF.

6 – ¡Hora que tu curso este online!

¿Idea? ¡Listo! ✅

¿Contenido? ¡Listo! ✅

Ahora solo resta poner tu curso online así puedes comenzar a venderlo.

La buena noticia es que hoy en día hay herramientas que permiten comercializar cursos online de forma muy simple.

Antes vender un curso requería de lidiar con hostings, buscar un programador que te desarrolle una plataforma donde puedas subir el contenido y también puedas venderlo. Lidiar para que el cliente obtenga un acceso automático al contenido luego de la compra. En fin… un conjunto de pasos que eran un auténtico dolor de cabeza.

Hoy con plataformas como Tiendup es muy simple cargar tu contenido, configurar un medio de pago digital, personalizar tu sitio web y ¡comenzar a vender!

¿Cual es la ventaja de tener mi propio sitio de venta de cursos?

La principal ventaja es el control.

En plataformas de cursos (marketplaces) como Udemy o muchos otros se está atado a las políticas, tarifas y funcionalidades que ofrece la plataforma.

Un sitio propio tambien da mas seriedad a tu marca y una vez que tengas una audiencia significativa te será más fácil y rentable trabajar sobre ellos para aumentar tus ventas.

Puedes probar Tiendup gratis haciendo click aquí 👈

7 – Establece un precio para tu curso

Para quienes se están iniciando en la venta de cursos la definición del precio es una de las más difíciles.

A la gente le gusta comprar cursos. Incluso cuando pueden encontrar la misma información de forma gratuita.

Pero buscar todo gratis lleva tiempo, es tedioso, hay mucha basura y en términos de tiempo muchas veces termina resultando más costoso que adquirir un curso.

Esa es una de las razones por la que la industria de cursos está aumentando drásticamente en estos momentos. Es una forma simple de adquirir un conocimiento específico por un precio aceptable.

Además, los cursos pagos tienen otros beneficios que son difíciles de encontrar en la información gratuita:

  • Una estructura probada que lleva a resultados
  • Responsabilidad y apoyo del instructor
  • Una comunidad de estudiantes con ideas afines (Muy importante)

Si alguna vez has realizado un curso de alta calidad seguramente lo hayas experimentado. Por lo tanto no subestimes el valor del curso que vas a vender.

Pero como esta guía trata de tu primer curso, tambien tienes que considerar que es todo parte de un experimento.

En esta etapa lo importante es que todo sea coherente tanto a nivel contenido, calidad del curso y precio.

Puedes analizar a tu competencia y sacar un promedio y también tener en cuenta la siguiente grilla para comprobar que esté dentro de un rango de precios correctos en base a parámetros globales:

calcular-el-precio-de-un-curso-online

Con esta tabla y comparando con tu competencia te podrás orientar mejor para saber cuánto cobrar tu curso.

8 – Consigue estudiantes para tu curso

Recuerda, no quieres construir un curso y luego ir a buscar estudiantes.

Es muy importante que sepas quienes son tus estudiantes y tener una idea de donde encontrarlos ANTES de pasar mucho tiempo creando un curso enorme. Es por eso que en los primeros pasos hablamos de encontrar una idea rentable.

Sin embargo, conseguir estudiantes para tu curso es un proceso CONSTANTE. Y a medida que la audiencia crezca también lo hará tu negocio de cursos.

Es posible que tu negocio de cursos online sea una extensión de tu actividad actual, en este caso una primera estrategia para conseguir clientes de tu curso online puede ser listas de e-mails.

Tu lista de emails actual te servirá para obtener una primera devolución de tus compradores, pero no alcanza para potenciar tu negocio online.

Tienes que aplicar otras técnicas para aumentar tu audiencia y por consiguiente conseguir más alumnos en tu curso online.

Esta guía no trata de Marketing Digital pero es algo sumamente importante para hacer funcionar cualquier negocio por internet.

Seguramente haz oído hablar de posicionamiento, funnels (embudos de venta), SEO, SEM, etc. Cada una de ellas son herramientas que se pueden encontrar dentro del Marketing Digital pero que necesitan ser utilizadas dentro de una estrategia integral.

Cada una de estas herramientas te servirán para aumentar algo que es de lo único que te debe interesar adquirir en un primer momento: AUDIENCIA

Si piensas en un negocio de cursos online a largo plazo implica que te convertirás en un referente de la temática en cuestión.

Esto quiere decir que habrá gente que te seguirá para conocer tu opinión, adquirir nuevos conocimientos y a la que tu le podrás vender nuevos contenidos.

La mayor rentabilidad en los negocios proviene en la reventa a clientes actuales y no en los que realizan una primera compra.

Y la cita de arriba también aplica para los negocios online.

Ahora…  ¿Cómo hago crecer mi audiencia?

Cómo estás lanzando tu primer curso y necesitas validar tu idea rápidamente, probablemente la mejor opción es utilizar publicidad paga en redes sociales y/o Google.

Esto te permitirá llegar a gente que está interesada en la temática de tu curso de forma más rápida y directa y no es necesaria mucha inversión de dinero.

Otra opción es construir tu propia audiencia de forma orgánica, es decir sin invertir en publicidad (aunque es algo que te recomiendo al margen de si inviertes en publicidad o no).

Para esto podrás utilizar las redes sociales, publicando videos cortos acerca de la temática de tu curso en YouTube, crear artículos en un blog, participar de foros y cualquier otro medio digital (y del mundo real) que te permita dirigir gente a tu sitio web con el objetivo de que adquieran tu curso.

Pero, para que tengas en cuenta, lo orgánico lleva tiempo y necesita que seas constante para generar resultados significativos.

En este punto ya tienes tu curso, el sitio de venta y tu audiencia por lo tanto solo resta:

¡Que vendas tu curso! 🚀💪

Hemos llegado al final de esta guía y como has visto se cubrieron todos los puntos claves de la creacion y comercializacion de cursos online.

Obviamente en cada punto se puede profundizar muchísimo más pero para eso te invito a participar con todas tus dudas en los comentarios o a en nuestro blog para recibir el aviso cuando publique nuevos artículos referidos a estos temas.